Entorno

Cala Marsal

El Hotel Club Cala Marsal está situado a 200 metros escasos de Cala Marsal, una playa de arena blanca y aguas transparentes situada en Portocolom, en la costa este de Mallorca. Portocolom es uno de los pueblos de costa más atractivos de la isla, que conserva todavía el encanto de los pueblos pesqueros tradicionales. Sus playas y calas son un gran atractivo turístico, algunas de roca y otras de fina arena, con aguas cristalinas que permiten ver el espectacular fondo marino que rodea la isla. Destaca su faro, con anchas franjas azul marino y blancas, y uno de los más característicos y fotografiados de toda Mallorca. Encendido por primera vez en 1863, está ubicado en la parte más alta del acantilado de Sa Punta.

Su playa más extensa es Cala Marsal, un amplio arenal de 90 m de longitud y 110 m de anchura y cuenta con todo los servicios necesarios para pasar un día maravilloso, ya sea solo, en pareja, con amigos o en familia. Rodeado por un acantilado, en la parte derecha encontramos un Paseo Marítimo y, en la parte izquierda, un precioso pinar.

Cala Marsal es perfecta para las familias con niños, ya que cuenta con un pequeño parque infantil con columpios donde los más pequeños podrán jugar y divertirse. Además, tiene duchas, socorristas, chiringuito, hamacas y sombrillas, alquiler de hidropedales, acceso para personas con movilidad reducida y cuenta con un aparcamiento, lo que facilita cualquier desplazamiento. En el Paseo Marítimo que recorre la cala encontrará una variedad de tiendas y comercios, así como una sugerente oferta de restauración y ocio.

Cala Marsal

¿Qué ver?

 

Por su ubicación privilegiada, desde Cala Marsal puede realizar excursiones y visitar otras calas como Cala Sa Nau, Cala Brafi o Cala Estreta, pequeñas calas de arena blanca flanqueadas por acantilados bajos de inmensa belleza. También quedan muy cerca Es Caló d’en Manuell, Sa Punta des Jonc o Sa Cova de la Mare de Déu.

Si prefiere una ruta un poco más larga puede visitar Cala Mitjana, una pequeña playa de arena y rocas enclavada en un recóndito entrante de mar entre Cala d’Or y Portocolom. En un ámbito más cultural, podrá visitar el yacimiento arqueológico de los Closos de Can Gaià y conocer la cultura talayótica de los primeros habitantes de la isla.

Portocolom es uno de los pueblos más atractivos de la costa este de la Isla. Fue nombrado por Cristóbal Colón, de quien se dice que nació en esta localidad. Se encuentra alrededor de una gran bahía de forma irregular y ofrece lugares que merece la pena visitar. Puede pasear por el puerto, repleto de casetas de pescadores, barcas y fachadas de colores o recorrer las calles de su casco antiguo, conocido como Sa Capella y Es Riuetó. Además, ofrece una gran cantidad de tiendas, bares y restaurantes donde degustar la comida local.

Quien lo desee puede organizar auténticas rutas senderistas por las montañas colindantes, donde además se encontrará con los restos de la antigua fortaleza medieval de Santueri o llegar incluso hasta el Santuario de Sant Salvador.

Y también visitar algunas aldeas y pequeños pueblos y aldeas rurales típicos de la isla, situados a escasos kilómetros de distancia, como Santanyí, Calonge, S’Alquería Blanca o Es Carritxó.

que ver hotel club cala marsal
que hacer hotel club cala marsal

Cala Marsal

¿Qué hacer?

 

Cala Marsal es una playa espaciosa y resguardada de oleaje y viento. Apta para el calado de embarcaciones, tiene un fondo arenoso de la parte central y otro rocoso en los laterales. El puerto deportivo mas cercano es el de Portocolom, a apenas una milla de navegación, donde encontrará gran oferta de barcos de recreo y excursiones.

El golf también es un deporte muy popular en esta localidad, y en el Vall d’Or Golf, a escasos 5 km, podrá practicar su deporte favorito con unas vistas increíbles del municipio. Además, cada verano se celebra en Felanitx, el municipio al que pertenece Cala Marsal a unos veinte minutos en coche, un festival de música pop rock y un festival gastronómico, una oportunidad única para descubrir el encanto de la zona.

La aguas calmadas de Cala Marsal son ideales para la práctica de deportes acuáticos como paddle surf o kayak. Los aficionados al snorkel encontraran un bello panorama submarino, ya que sus aguas están repletas de bancos de peces de colores y pulpos. También hay alquiler de velomares con tobogán, una opción muy divertida para los más pequeños de la familia, y muy cerca de la playa es posible alquilar el equipamiento deportivo para practicar todo tipo de deportes acuáticos.

Otros planes también pueden ser visitar lugares relativamente cercanos e interesantes, como las Cuevas del Drach o dels Hams, las famosas playas vírgenes de Es Trenc y de Cap Salines, o los puertos naturales de Porto Petro y Porto Cristo, así como el famoso Parc Natural de Mondragó.